¿Para qué sirve el compliance?

septiembre 5, 2017 - administrador

Comments are off for this post.

Fuente: lavanguardia.com

Explica este concepto básico sobre management Alain Casanovas, director del posgrado en Compliance del UPF-IDEC

La función de Compliance en las empresas está llamada a velar por el cumplimiento tanto de las normas impuestas como de las obligaciones asumidas voluntariamente. Se trata de una función que gana protagonismo con el incremento de las obligaciones de uno y otro tipo que afectan a las actividades empresariales y su creciente importancia para evitar daños económicos y reputacionales.

La función de Compliance asume labores de prevención, detección y gestión de incidentes de cumplimiento (vulneración de normas o estándares asumidos voluntariamente). Para ello, articula mecanismos de vigilancia y control que le permiten actuar con eficacia y mitigar los efectos negativos de tales incidentes. A causa de lo anterior, el perfil de las personas y equipos que desempeñan labores de Compliance es híbrido, por cuando precisan conocimientos jurídicos para manejar con soltura las normas, pero también de auditoría o control interno, a fin de establecer y operar controles eficaces.

La función de Compliance es tanto más compleja cuantos más bloques normativos y obligaciones se proyectan sobre una organización. La complejidad puede alcanzar un grado en que se precisen responsables de Compliance en diferentes ámbitos o bloques específicos (Prevención Penal, Protección de Datos Personales, Competencia, Medio Ambiente, marco regulatorio específico del sector, etc) en cuyo caso, esos Compliance Officers (CO) llegan a estar coordinados por un Chief Compliance Officer (CCO) en el contexto de lo que se conoce como superestructuras de Compliance.

Entre otros cometidos, esta figura suele ocuparse de:

Mantenerse alerta respecto de nuevas normas o interpretaciones de las mismas que afecten a la operativa de negocio, informado y asesorando de ello a la máxima dirección. – Establecer mecanismos de vigilancia y control que permitan prevenir y detectar incidentes de cumplimiento, incluyendo medidas que permitan consolidar una cultura de cumplimiento (normalmente a través de ciclos de formación y campañas de sensibilización internas).

Recopilar la información relevante de Compliance (incidentes, por ejemplo) en cada una de las áreas o bloques normativos que afectan a la empresa. – Informar periódicamente a la máxima dirección de los aspectos críticos previamente recopilados y analizados, proponiendo y ejecutando las acciones de mejora que sean aprobadas.

Optimizar las políticas, procedimientos y controles de Compliance, de forma que se eviten tanto lagunas como duplicidades, tratando de conseguir los objetivos de cumplimiento de varios bloques normativos al mismo tiempo (eficiencia).

Integrar las políticas, procedimientos y controles de Compliance dentro de la operativa ordinaria de negocio, de forma que se desarrollen con normalidad y no de manera paralela a los mismos. Para desarrollar sus cometidos, existen normas internacionales que facilitan directrices útiles para estructurar sistemas de gestión de cumplimiento (Compliance Management Systems). Estas normas recopilan buenas prácticas internacionales al respecto, de modo que puedan adoptarse medidas organizativas adecuadas para que la función de Compliance desarrolle su cometido.  

administrador